lunes, 1 de febrero de 2010

Congresos Nacionales de Concejales

Hasta la fecha se han efectuado dos Congresos Nacionales de Concejales. El primero de ellos fue llevado a cabo en la ciudad de Viña del Mar, en el mes de mayo del año 2006 y el segundo, en el puerto de Coquimbo, los últimos días del mes de mayo del año pasado.

Es interesante revisar algunas de las sugerencias del primer Congreso y constatar -con el paso del tiempo- en qué han quedado y si han dado frutos. Como punto central, la idea era "propender a un sistema de Gestión Municipal que consagre una mayor incorporación del Concejal a su ejercicio, en tiempo y dedicación, posibilitando su conducción y responsabilidad en las distintas áreas del quehacer Municipal", declaración de principios casi fundacional que no se ha cumplido del todo.

Otro tema crucial y que fue parte de la declaración de ese primer Congreso era: "profundizar en la facultad fiscalizadora del cargo de Concejal". Sin duda un asunto muy relevante y que es parte fundamental de nuestra propuesta. Ambas son materias que requieren modificaciones legales y que fueron abordadas en parte por modificaciones a la ley orgánica de municipalidades.

Por otra parte, me parece muy interesante compartir algunas ideas expresadas por el Gobierno con ocasión de la inauguración del segundo Congreso, realizado el año pasado, pues apuntan en la dirección correcta, aunque nos parece que falta profundizar el tema de la gestión propiamente tal.

Las iniciativas son las siguientes: que haya una mejor fiscalización, para lo cual se propone una rebaja de los quórum exigidos y que se disponga la contratación de una auditoría externa, cada vez que se verifica un cambio de Alcalde por votación popular.

Que los concejales puedan dedicarle más tiempo a sus funciones, para los cual es necesario ampliar el permiso de sus empleadores.

Que el Concejo cuente con los medios de apoyo suficientes para que desarrollen debida y oportunamente sus funciones y atribuciones, considerando el número de concejales de la comuna.

Que el Concejo tenga facultades para la destitución del Alcalde por impedimento grave, contravención a las normas sobre probidad o notable abandono de deberes o de solicitar a la Contraloría la instrucción de sumarios si así corresponde.

Que es necesario legislar para que los Concejales -como representantes de los vecinos ante la administración del municipio- puedan contar con más atribuciones en la elaboración de los Planes de Desarrollo Local.

No he podido acceder a documentos oficiales sobre los resultados de ambos Congresos, pero estos antecedentes nos revelan hacia dónde apuntan sus miembros: mayor fiscalización, mayores atribuciones y funciones.

A mi juicio, un tema relevante y que no se ha visto considerado al parecer en ninguno de estos Congresos es la búsqueda de una gestión más eficiente, la introducción de modelos de calidad, el tener indicadores acorde y que den cuenta de la calidad de la gestión del Concejo Municipal, la preparación adecuada para servir el cargo, etc. Temas pendientes y que deberían ser abordados en los Congresos siguientes.

2 comentarios:

David Maturana Céspedes dijo...

Es propio de la democracia desear tener mayor participación, no solo para entregar facultades para aprobar presupuestos y sus cambios, intervenir en el plan regulador, elaborar los Planes de Desarrollo Local, entregar permisos o rechazar las patentes y otros.
Esta coyuntura se espera se supere y se establezca de un modo más explícito las funciones y atribuciones ampliadas para los concejales, ya que ellos y ellas aseguran que su participación es limitada y poco efectiva, toda vez que proponen y solicitan al Alcalde (sa) desarrollar determinadas acciones y proyectos, que se suponen recogen de la ciudadanía que representan y si el presidente (ta) del Concejo no los acoge, entonces no podrán responderle a sus electores y de alguna manera se prevé que la reelección podría no ocurrir o bien que no se siente del todo pleno en su trabajo público.
Sin duda que a mayor enpoderamiento en la gestión municipal, mayor información y mayores responsabilidades requiere también una mejora en la asignación, que debe ser parte de lo que se solicita mejorar y que aparece en los congresos sectoriales, regionales y nacionales de Concejales.
Si los Concejales no están bien informados, es difícil que puedan fiscalizar bien y además se necesitan una reforma a la Ley Orgánica de Municipalidades para que les confiera más poderes y se necesita más tiempo del que disponen para hacer un trabajo de calidad, entonces el tiempo y el espacio es otra limitante que se necesita ampliar, para ello se debe requerir más permiso legal por parte de los empleadores, en el caso que los Concejales sean trabajadores dependientes.

Pedro Antonio Delgado Donoso dijo...

Estimado Amigo David Maturana Céspedes.
Puedo apreciar, a través de su mancipado. Escrito su alta calidad y buen aporte social que manifiesta tener.
La Sabiduría de los años deja entrever sus convicciones como dirigente innato, por lo que solicito de usted sea tan gentil de aceptar. Esta invitación a este link.
http://www.facebook.com/#!/pormipatria